Direccionales

Coleccionista de historias en el transporte público.

27 abril, 2017

Para el dominicano viajar en transporte público suele ser una experiencia poco confortable. En las redes sociales se ve con frecuencia el descontento, la insatisfacción y sobre todo las quejas de los ciudadanos. Pero algunos no tienen opción, como yo, por ejemplo.

Lo que las personas no suelen decir es que emprender un camino en transporte público, por corto que sea, siempre te regalará una buena historia, graciosa o lamentable, pero una historia que sin duda te enseñará a ver el mundo de forma distinta. Y fue justamente esa la filosofía que decidí adoptar cuando me di cuenta que al quejarme no resolvía nada.

Para mí, cada día que me transporto en una guagua (bus), un carro de concho (carro sedan que recorre distancias corta con 6 pasajeros) o el Metro, puedo encontrar algo fabuloso de ese recorrido.

Quisiera contarles algunas de esas pequeñas cosas insignificantes, y a la vez maravillosas, que he descubierto en la ruta que hago cada día.

Por un largo tiempo hice viajes interurbanos en microbuses, y en estos aprendí que el momento más difícil está en esas fracciones de segundos que tienes para elegir el lugar donde te vas a sentar, la decisión es crucial para poder disfrutar del recorrido. No importa dónde te sientes, al final en cualquier asiento puedes aprender que:

  • Las caras de las personas hablan de sus días. Buenos, malos, o más de lo mismo. Si están cansados o están desesperados por llegar a casa.
  • Lo que llevan en sus manos habla de su estilo de vida. Sus mochilas pesadas, el bulto de comida, fundas de supermercado, etc.
  • Lo que hacen en el camino te dice cómo disfrutan su vida. Si leen o escuchan música, si conversan con el de al lado o chatean, si miran todo el rato por la ventana o si prefieren dormir…

Un carrito de concho es un viaje corto que los tapones hacen largo, un vehículo pequeño donde caben todos como sardinas en lata. Se vive la preocupación de no quedar de tercero cuando te subes atrás, ni ser el primero al montarte adelante. Qué de bueno puede tener esto, te lo diré:

  • Aprendes un gran número de atajos, para evitar tapones.
  • Puedes ver detalles en el camino. ¡Oh, y ese salón, es nuevo!, ¡Ahh!, por aquí es que está la casa de fulana. Mira esos árboles que bellos, ¿Y ese paseo de Bici, desde cuando esta ahí?
  • Te aprendes todas las historias y cuentos populares propios de la cultura, que nunca habías escuchado antes, gracias a los choferes y pasajeros creativos.

Y, ¿Te has dado cuenta de que las personas se transforman cuando entran en el metro? De repente bajan la voz y empiezan a pedir permiso…

  • En el metro se aprende mucho del sentido de la colaboración. Estamos todos nosotros, desconocidos, encerrados, bajo tierra, nuestra única opción es ser amigos hasta volver a ver la luz del sol.
  • Es un momento lejos del internet. Como la señal no llega hasta los túneles, las personas no tienen otra opción que levantar la cabeza, quitar los ojos de sus pantallas y mirar los rostros de los demás. Es justo el momento en que te reencuentras con la diversidad cultural que tenemos.

En fin, en el transporte público he aprendido a conocer las personas sin hablarles. Aprendí a ser cordial y preocuparme por lo demás, aprendí a escuchar, a respetar y a entender que la solución comienza con mi ejemplo.

Allá afuera, en cada rostro hay una historia, y un lugar donde coinciden de manera voluntaria es en esos vehículos. Yo les invito a buscar en cada detalle algo que les deje una experiencia diferente, disfruten el viaje, encuentren buenas historias, coleccionen las mejores y compártanlas.

 

Foto: Pasajeros, Carro de concho, Transporte en Santo Domingo.  Archivo. 30.06.2009 eldia.com.do


Comentarios


Conecta con el tránsito y visualiza como RD Fluye.
Firma el Manisfiesto Ciudadano Empresa

Total firmas: 348



RSS Combustibles

Twitter Feed

Nos parece muy preocupante la publicación del @ElDia_do "Tránsito se revela como el principal problema de SD". Hace 2 años el #IDMEV2016 demostró que este era el mayor disgusto de los ciudadanos de SD.
¡Aún no hemos avanzado! Ver Informe: https://t.co/yZ7ZJgwEyh

¡Necesitamos comprometernos para salvar nuestra ciudad! Somos más los que podemos hacer un ejército con la decisión de no cruzar en rojo, los que permitimos que los peatones crucen por la línea de cebra... ¡Únete y se parte del cambio en https://t.co/VVXRkOO44Q!

@rdfluye @INTRANT_RD @Agoramallrd Esperamos que los peatones finalmente entiendan que estás medidas serán por su bien. Después de todo, lograr una movilidad sostenible es un compromiso de todos. #ConmigoRDfluye

Ver más...